Nuestra Misión

El Museo y Planetario Egipcio Rosacruz es una institución educativa, la cual utiliza un enfoque multidisciplinario para aumentar el conocimiento del pasado, el presente y el futuro, especialmente en relación a la diversidad y los vínculos en la naturaleza y entre culturas.

Proporciona la investigación y aprendizaje en base a las colecciones para incrementar el entendimiento y apreciación general del mundo en donde vivimos, recurriendo a la sabiduría tanto de las tradiciones antiguas como de la ciencia moderna.  Las colecciones, los programas públicos de aprendizaje y la investigación cooperativa son inextricablemente vinculados a favor de servir a un público diverso de varias edades, antecedentes y conocimiento. 
 

Historia
El Museo Egipcio Rosacruz comenzó con un solo artefacto pequeño, una estatua de Sekhmet (la diosa leonina), la cual estaba encima del escritorio de H. Spencer Lewis, el fundador de la Orden Rosacruz (AMORC).

La AMORC, fundada en 1915, es una organización filosófica y educativa de beneficio público (501c3).  Los estudiantes rosacruces aprenden, entre otra materia, la sabiduría de las ancianas escuelas de misterios, inclusive las del Egipto Antiguo.

En la década de los 20, la AMORC apoyaba las excavaciones de la Sociedad de Exploración Egipcia en Tell el-Amarna (Akhetaten), la ciudad del Faraón Akhnaten.  Por gratitud, la Sociedad de Exploración Egipcia donó unos cuantos artefactos desde sus hallazgos a la AMORC.

H. Spencer Lewis motivaba a que los miembros agregaran a la colección.

En 1927, H. Spencer Lewis imaginaba una colección pública.  Mandó a que construyeran unas vitrinas para los artefactos en el segundo piso de la administración de la AMORC.

En 1929, la AMORC patrocinó un viaje de iniciación a través del Egipto, encabezado por H. Spencer Lewis.  Este viaje generó mucho entusiasmo, el cual a su vez generó unas donaciones adicionales de artefactos además de fondos para el Museo.  Para 1932, el segundo piso ya había quedado chico para la colección, por lo tanto un edificio adicional fue construido: el Museo Egipcio Oriental Rosacruz.

Ralph M. Lewis, el hijo y sucesor de H. Spencer Lewis, como Imperator de la AMORC, dirigía el crecimiento del Museo durante las próximas décadas.  Para los principios de la década de los 60, la colección del Museo ya se había incrementado hasta más de 2000 artefactos.  Por lo tanto se necesitaba una gran instalación plenamente moderna.  En 1965, Ralph Lewis personalmente encabezaba el equipo de investigadores que exploró un gran número de las tumbas y templos del Egipto, los cuales inspiraron el nuevo edificio del Museo.  En noviembre de 1966, se abrió el nuevo Museo Egipcio Rosacruz.

Hoy en día, con más de 4000 artefactos, el Museo alberga la mayor colección de auténticos artefactos del Egipto Antiguo en exposición en Norteamérica Occidente.  El Museo recibe más de 100.000 visitantes por año, inclusive 26.000 niños escolares.

El Museo altamente valora la investigación cooperativa y durante los años recientes ha trabajado en proyectos con: el Hospital de la Universidad de Stanford, el NASA Ames Centro de Biocomputación, el Museo Británico y el “Mummy Road Show” de National Geographic, entre otros.

El futuro del Museo parece promisorio con nuevas exhibiciones, visitas y talleres, además de la investigación y becas continuas y un compromiso perenne a la educación y el servicio. 

volver a la cabeza de página